• Viriliana

Amor satelital: no amas a tu pareja, la necesitas.



Si sales con alguien que te dice “te amo” en el primer mes de estar saliendo, sal corriendo y no mires para atrás.


Muchas personas confunden el amor con la necesidad de compañía como se puede confundir el hambre con la gastritis, creyendo que el amor es una necesidad satelital de devoción al astro sol, es decir, son personas “planetas”, aquellas que van con la necesidad de orbitar alrededor de su pareja como lo hace un planeta con el sol.


Por lo general, hay una insaciable necesidad de dar a los demás, de ser muy complaciente dejando a un lado las propias necesidades, lo que suele convertirse en un comportamiento incómodo y agobiante para la pareja, pues se va con la idea de encontrar en el ser amado desesperadamente los rayos del sol, sin darse cuenta, que una exposición intensa al astro podría terminar en quemaduras o cáncer de piel.


No hay nada más rico que el solecito en su buena medida, me refiero a su compañía moderada, iluminando nuestro día, dando un toque de calidez a nuestra vida. Esto es precioso, nos da energía, nos hace vibrar.


Pero cuando el sol pasa de calentar, a ser ardiente hasta las llamas, en un verano donde las temperaturas comienzan a subir y a subir, bueno, lo que sucede es que queremos salir corriendo, nos sentimos incómodos, comenzamos a sudar, a sentirnos sedientos, con ganas de estar bajo la ducha o la sombra.


Como lo mencionaba en un artículo anterior, es claro que el amor necesita ser abonado, alimentado, cuidado, pero recuerda que mucho sol quema y marchita la planta, y en los seres humanos puede provocar cáncer.


¿Eres de las personas que declara su amor más rápido que una carrera de Usain Bolt?


Hacer del amor un único proyecto de vida, dando vueltas alrededor de tu pareja como si ésta fuera a brindarte todo lo que necesitas, en una vida de devoción a los pañales cagados del astro sol, es la mejor manera de pasar rápidamente del enamoramiento al odiamiento, de la alegría al sufrimiento.


El verano será tan ardiente que no habrá quien sobreviva.


Esto es ir por la vida con la gran necesidad de compañía, necesitar una pareja para viajar, ir al cine, realizar diferentes planes, lograr metas, resolver situaciones, sentirse amado, valioso, tranquilo, en paz.


Esta gran necesidad además terminará siendo tu peor consejero en el amor, porque cuando uno anda con hambre se traga lo que sea, se aguanta lo que sea, se vuelve una sombra para los demás.


También será un gran indicador de que hay hambre en el amor propio, pues según tu “estas entregándolo todo por amor” cuando en realidad lo que hay es ansiedad, inseguridad, temor, vacíos emocionales.


Todo un abandono propio que es reflejo de un momento incómodo en tu vida, cuando no sabes si amas demasiado a tu pareja o no te amas a ti mismo para nada.

Cuando descubres que no amas a tu pareja, que necesitas a tu pareja.


95 vistas

Entradas Recientes

Ver todo

no te pierdas un nuevo post SUSCRIBETE

Gracias por tu mensaje!

escritora

freelance

Para traducir o escribir artículos contáctame en virileidy@hotmail.com

CONTACTO Y Comentarios

Deja un comentario en redes sociales

  • Facebook - Círculo Negro
  • Pinterest - Círculo Negro
  • Twitter
  • Instagram