• Viriliana

¿Cómo comenzar con el Minimalismo?

Actualizado: sep 12



Noooo, Nooo lo tireeess me puede servir para… tal vez un día lo utilice para…me recuerda a…


Ahí estamos pintados! tenemos la casa llena de NO LO TIRES POR SI ACASO. Si queremos una vida más ordenada, limpia, con tiempo y dinero, el Minimalismo nos aporta. En éste segundo artículo, te cuento lo básico para comenzar.


Créeme las cosas olvidadas en tu casa te piden a gritos déjame iiiirrrrr, como en una balada rockera de los 80, te cantan con total sentimiento: “ohhhh Aloneeee” ¡quiero a alguien a quien amar, a quien servir, porque cuando la noche cae, la soledad de tu olvido me rompe el corazón! Lo acepto esta música me inspira a organizar mis cosas. Sintoniza tu canción favorita y comienza.


Mi rollo minimalista comenzó con dos maletas y 3 cajas antes de mudarme a Australia, y de él he aprendido que no necesitamos tanto como creemos para vivir.


Para empezar, es importante identificar que solemos comprar pensando en el futuro. Estas compras no siempre son muy útiles. Si revisamos nuestra casa, nos daremos cuenta que hay muchos objetos sin utilizar en el rincón del olvido.


Por otro lado, las últimas generaciones hemos crecido con la idea de riqueza y éxito como sinónimo de solvencia económica para comprar y gastar. Lo que puede llevarnos a un ciclo de: comprar- ostentar – saturarnos de objetos – deudas – menos experiencias satisfactorias – más trabajo - menos calidad de vida. Una influencia gigante proveniente de la publicidad, productos, estilo de vida de famosos.


También hay una tendencia a creer que lo simple o la austeridad, es ser pobre. Necesitamos comprar para sentir que hay dinero. Una idea muy alejada de la realidad.


Practicar la austeridad puede ser una virtud que nos enseña a consumir de manera práctica, invirtiendo nuestro dinero mejor, porque OJO Minimalismo no es sinónimo de no comprar, más bien diría que te ayuda a invertir el dinero de manera eficiente.

Lo que acumulas te roba espacio vital

Dicen muchas personas que practican el Minimalismo.


Algunos beneficios de comenzar por los caminos del Minimalismo


1. Prescindir de objetos que no son de primera necesidad, se traduce en no deudas, dinero libre, menos quejas.

2. Sacar algo viejo y sin utilidad, es abrir espacio para algo nuevo y con propósito.

3. Dejar ir algo, donar o regalar, es hacer un acto de amor que abre el camino para que la vida sea abundante con nosotros, porque cuando nos desprendemos también confiamos.

4. Cuando vaciamos la vida del exceso de objetos, llega más claro lo que es esencial e importante.

5. Dinero extra para tener mas experiencias de vida.

6. Invertir bien el dinero, es invertir bien en el presente y el futuro.

7. No depender de tarjetas de crédito y deudas, significa libertad, menos stress.

8. Dejar espacio, es permitir que la magia del universo ocurra.


Pasos básicos que he investigado. La gente ha comprobado y pongo en practica para empezar.


1. Identificar cuales son los valores que definen nuestra vida. Valores materiales como ¿dinero?, ¿educación? ¿Tecnología? Valores humanos como ¿Gratitud? ¿Generosidad? ¿Aprendizaje? ¿Autonomía? Necesitamos encontrar un equilibrio.

2. Empezar por ordenar el desorden y sacar. Dejar ir lo que no se utiliza, lo que no cumple una función en nuestra vida. Comenzar por algo, ejemplo: ropa, cocina, libros, cuarto de los chécheres. Empezar y clasificar en: muy buen estado/vender, buen estado/regalar o donar, mal estado/botar.

3. Podemos obtener dinero extra con: muy buen estado/vender. Hay muchas páginas online para vender, hacer una venta de garaje, vender a amigos y conocidos. También podemos hacer uso del trueque e intercambiar objetos con familia y amigos.

4. No comprar cosas POR SI… LAS MOSCAS. Muchas veces creamos la ilusión de necesitar algo en el futuro. Cuando se necesite se compra y punto. Esto es empezar a crear una mentalidad de confianza, donde se confía que en el futuro habrá el dinero para suplir las necesidades.

5. Seguir la ley de compro y saco. Cuando compramos nuevo, algo se regala, vende o se desecha por viejo. No comprar, por comprar o llenar. Esto pasa mucho con la ropa, libros, zapatos, accesorios y los utensilios de cocina.

6. Adquirir lo de primera necesidad, lo que no cumpla esta categoría, puede esperar. No utilizar las deudas o tarjetas de créditos para comprar por ejemplo zapatos. Las deudas encuentran una función en las inversiones de primera necesidad. Ley de finanzas inteligentes.

7. Cuando hay la necesidad de comprar algo, responder estas 3 preguntas: ¿Necesito más de esto? ¿Lo voy a usar ya? ¿Su uso es de primera necesidad? Si la respuesta es NO, puede esperar, o realmente no lo necesitamos.

8. No comprar movidos por las frases: “Porque yo lo valgo, para esto trabajo tan duro, me lo merezco, me veré mejor” éstas son compras basadas en las emociones, por satisfacción inmediata y poco útiles. Buscar poner el foco en lo que aporta a nuestra vida y en el nosotros, es decir, nuestra contribución al planeta. Muchas veces nos merecemos más tiempo, experiencias, vida, no un objeto que terminaremos botando.

9. Priorizar la calidad. Muchas veces comprar barato, si sale caro. A largo plazo perdemos el ahorro que hacemos porque terminan siendo objetos desechables y contaminantes. Brindarnos cosas de buena calidad, aunque sean más costosas y menos. No se trata de la cantidad.

10. Buscar las promociones, SOLO cuando sean útiles, reales y de objetos muy costosos.

11. Priorizar la multifuncionalidad de los objetos y productos. Menos muchas veces, es más. Por ejemplo, encontré que al comprar aceite de jojoba orgánico, ahorro dinero, porque lo puedo usar como un 3 en 1: crema de peinar, para desmaquillar y crema para el cuerpo.

12. Conectar con lo que nos hace feliz, no lo que hace o compra la familia, amigos, la moda, los famosos o este artículo. Tener la capacidad de elegir lo que añade valor a nuestra vida. Identificar qué es, lo que resuena contigo.

13. Comprar eficiente. Tener en cuenta aspectos como: calidad, impacto ambiental, vida útil (obsolescencia programada), multifuncionalidad.


14. Regalar o comprar más experiencias, no cosas.

15. Para empezar con el Minimalismo, no comprar para iniciarse en el Minimalismo. Errores minimalistas, esto es tema de otro artículo. Lo publicaré más adelante. Léeme otra vez.

Para ejemplificar varios de los puntos anteriores, te cuento que me encantan las chaquetas de cuero, y solía comprar las sintéticas, que básicamente se pelan y no duran, entonces ahorré y busqué una de cuero real, en una marca de calidad en promoción. La he tenido por varios años, está en muy buen estado, ahora quiero un nuevo estilo, así que la estoy vendiendo para aportar a la nueva.


Concluyendo


Dejar ir, es realmente incómodo. Lo sé, no es fácil. Pero hay que aprender a soltar, esto significa ordenar y sacar, no mover de lugar. La filosofía oriental dice que “cualquier cosa que dejes ir, regresará a ti en la misma cantidad”. Seguro que sí.


Cuando liberamos espacio de objetos en casa, y compramos de manera eficiente, se abre el camino para que, lo que ya no es util se vaya. Se libera energía para que experiencias nuevas lleguen, y liberamos dinero para invertirlo en las cosas que son realmente importantes y que aportan.


Los orientales también dicen que

“Si no eres feliz con lo que tienes, con lo que te falta tampoco lo seras"

Comencemos a ser felices con lo que tenemos.



Lo que lees aquí es mi experiencia personal. Si te resultó útil este artículo, te invito a que lo compartas con otras personas.


¡Gracias por leerme!


See you pronto Evribady!

no te pierdas un nuevo post SUSCRIBETE

escritora

freelance

Para traducir o escribir artículos contáctame en virileidy@hotmail.com

CONTACTO Y Comentarios

Deja un comentario en redes sociales

  • Facebook - Círculo Negro
  • Pinterest - Círculo Negro
  • Twitter
  • Instagram

SUSCRIBETE A LAS NOVEDADES DE VIRILIANA POR CORREO