• Viriliana

¿Por qué deberíamos ser optimistas? 9 pasos para lograrlo.

Actualizado: sep 8


Photo by Mert Talay


Es un hecho que vivir no es una tarea fácil, pero es importante aprender a ver las dificultades de la vida como oportunidades, porque en esta medida podremos alcanzar mayor grado de satisfacción, y felicidad en nuestro día a día. Parece que el optimismo es una buena práctica que contribuye a este propósito, según las neurociencias.


Así que, ¿por qué deberíamos ser optimistas?


Hace unos días, escuché un podcast especializado en salud mental donde se abordaba el tema de “la predisposición al optimismo”. Desde el punto de vista de las neurociencias, el optimismo se define como un conjunto de habilidades y estrategias que nos permiten gestionar los eventos estresantes, mejorando nuestra calidad de vida.


Entre sus beneficios, se considera que es un factor de protección cerebral, que refuerza nuestro sistema inmunológico, incrementando nuestra salud, juventud, estado de ánimo, además, contribuye al pensamiento creativo y a nuestra capacidad de aprender.


¡Vaya! bastante beneficios se trae consigo el optimismo, ¡eh!


Pero, ¿llegamos al mundo con éste ya instalado?


Los neurocientíficos han encontrado que el optimismo tiene un componente genético, nuestros padres depositan la primera cuota de optimismo en nuestro cerebro, la cual parece mucho más importante que pagar la primera cuota de la universidad. Así que, será mejor que empieces a ejercitar tu optimismo si tienes planes de traer hijos al mundo.


Esto plantea, que no todas las personas tienen la misma propensión al optimismo, un porcentaje depende de lo que heredamos, el resto depende de nosotros mismos, del nivel de ejercicio que le hagamos a este musculo, no musculo, con nuestra actitud personal, perspectiva y determinación.


Por lo tanto, si has identificado que no eres optimista o lo eres muy poco, será mejor que comiences a buscar tu gen perdido, y darle un shot de optimismo a tus genes, pues los científicos han concluido que podemos aprender a ser optimistas, y que esto implica una actitud más abierta, positiva y flexible que será muy importante para nuestra vida.


Entonces ¿cómo ser optimistas?


Primero comprender que el optimismo no se trata de repetir premisas positivas, en donde el mundo se dibuja como la caricatura de los ositos cariñositos y todo es posible. OMG esta serie de dibujos animados de los 80s es Ree-vieja-escuela


Debemos partir de ver el mundo es su naturaleza real, y la condición humana como una escultura llena de grietas.


La vida es como un viaje de vacaciones en una carretera en proceso de pavimentación. Hay tramos en los que se rueda rápido, ligero, con flow, y otros tantos, donde se tropieza con agujeros, piedras, charcos, o toca esperar con total frustración, porque te encuentras en el camino con maquinaria pesada que no te permite el paso.


La desesperación, el tedio, las quejas, se apoderan de ti, no hay nada que puedas hacer para mover esa máquina a tu antojo y darte paso, así que, toca esperar, y mientras tanto, lo único que puedes hacer, es que algo cambie tu actitud. Quizás escuchar música, charlar con tus pasajeros, hacer algo para que el tiempo de espera sea ameno, porque si no, el tiempo se te hará eterno y la espera tortuosa.


Es decir, no hay nada que puedas hacer para cambiar el curso natural de la vida ¡SORRY la vida puede ser una BITCH!


Lo que está en nuestras manos, es lo que decidimos hacer. Cómo resolvemos enfrentar los cambios y desafíos. A este conjunto de actitudes y estrategias que ponemos en acción para sobreponernos a la tusa [despecho] que nos deja la vida, es ser optimista.


Así que, no se trata de evadir emociones como el dolor y la rabia, o los conflictos, y pensar que todo es fabuloso en medio de la mierda. Más bien, es una postura de aceptar que somos humanos, y que tenemos la capacidad de elegir.


Cuando convivimos con nuestro lado Darth Vader y el de la vida, será más probable que podamos saber qué hacer con todo eso que nos pasa o sentimos, en esa medida podremos elegir levantarnos y sacar lo mejor con lo que hay.



Pasos para encaminarse en el optimismo.

Una cosa es filosofar sobre el optimismo, y otra, es hacer de este una realidad. Aquí hay unos pasos sencillos para cultivarlo:


1. Comenzar por agradecer y apreciar lo que tenemos. Muchas veces damos todo por sentado, incluso la vida. Estar vivos ya es suficiente para comenzar a ver las posibilidades, por muy pequeñas que sean.


2. Todo lo que sucede en la vida es neutral. Los pensamientos y las emociones, son quienes etiquetan algo bueno o malo, es decir, estas categorías dependen de la persona, el momento, la época, la cultura. Ante esto es importante:


Observar el dialogo interno de nuestros pensamientos y emociones, para preguntarnos, si lo que estamos pensando es util y aporta. Si la respuesta es NO, será mejor dejarlos ir. Por otro lado, identificar los pensamientos y emociones, que son persistentes y agobiantes, en esa medida podremos saber si hay un problema que necesita atención.


3. Hacer las cosas que nos entusiasman y disfrutarlas más seguido.


4. Somos lo que hacemos. Si actuamos frente al mundo con amargura y viendo el "PERO" en todo, bueno es mas probable que los problemas nos rodeen. En este caso sera mejor buscar orientación.


5. Mark Stevenson creador de la liga de los Optimistas Pragmáticos nos dice:

“si no estamos preparados para imaginar un mundo mejor, condenamos al mundo a ser peor”

Así que, con voluntad podemos elegir pensar y creer que el mundo puede ser mejor, en vez decir todo el tiempo “todo va mal”. Ante la adversidad es útil ver todos los puntos de vista. Buscar personas que nos ayuden con otras formas de entender la situación. Es mas eficiente esto, que quedarnos con lo primero que nuestra mente nos dice.


6. Rodearse de relaciones optimistas. Aprovechar las amistades para contagiarse. Un poco de sol despeja los nubarrones.


7. Abrirnos a nuevas ideas. Escuchar diferentes propuestas a las nuestras. Preguntarnos que nos aportan, y abrir la puerta de nuestra vida a ellas, en lugar de refutar a capa y espada, porque no es como yo pienso.


8. Gandhi proclamó:

“se el cambio que quieres ver en el mundo”

Todo comienza por nosotros. Practicar, practicar, practicar. Repetir como un ritual lo que nos aporta y nos ilumina la cabeza todos los días, para esculpir el cerebro como lo hace un escultor. Al final habrá una hermosa obra de arte para mejor.


9. Aprender a meditar. Meditar ayuda a desarrollar la voluntad de estar presente en la vida, de enfocarse en lo inmediato que se esta viviendo, y se puede hacer de muchas maneras.


Por ejemplo, meditar en el desayuno: se comienza por dar gracias por los alimentos, luego ver cada cosa que vamos a comer, sus colores, olores, ir saboreando, sentir las texturas, contar las veces que masticamos, imaginar cómo los nutrientes van a todo el cuerpo.


Se puede hacer con cualquier rutina, como dormir o ducharse, lo único que se necesita es estar totalmente consciente y presente de lo que se hace. De esta manera, nuestra mente no se escapa a pensar pendejadas en un lapso de tiempo, y esto nos nutre mentalmente.

En conclusión


Siempre habrá problemas, o personas, que la vida siempre les sepa a mierda, pero recordemos que la vida es neutral, no es un pedazo de caca. En momentos así, es mejor poner nuestra atención en lo que realmente importa, la respiración, lo asombroso de nuestros latidos, de estar vivos.


Está en nosotros unirnos al club de los mierdólicos.com, y comer mierda, o tomarnos la vida más en serio, sin dudar que, si comenzamos a respirar un día por fuera de la placenta de nuestra madre, el único trabajo que tenemos que hacer, es echarle ganas a vivir.


De nosotros depende que esta primera respiración valga la pena. La vida puede ser un gran viaje, un viaje humano con gran dosis de realidad, pero, al fin y al cabo, un viaje donde también se pasa bueno, entonces no es descabellado imprimirle optimismo.



Lo que lees aquí es mi experiencia personal.


¡Gracias por leerme!


See you pronto Evribady!

no te pierdas un nuevo post SUSCRIBETE

escritora

freelance

Para traducir o escribir artículos contáctame en virileidy@hotmail.com

CONTACTO Y Comentarios

Deja un comentario en redes sociales

  • Facebook - Círculo Negro
  • Pinterest - Círculo Negro
  • Twitter
  • Instagram

SUSCRIBETE A LAS NOVEDADES DE VIRILIANA POR CORREO